Chiste: Tan viejecita y todavía



Chiste: Tan viejecita y todavía


Un día, una anciana pasa por una fila de prostitutas que están haciendo cola para control médico. La viejita le pregunta a la última furcia que está parada en la cola:Un día, una anciana pasa por una fila de prostitutas que están haciendo cola para control médico. La viejita le pregunta a la última furcia que está parada en la cola:




"Hijita, ¿para qué es esta fila?"

La mujerzuela, burlándose, le dice:

"Lo que pasa, señora, es que allí adelante están regalando caramelos".

Y entonces, la viejita, como le gustaban mucho los dulces, se para en la fila. Cuando llega a la ventanilla la enfermera se queda asombrada y le pregunta:

"¿Señora, usted tan viejita y todavía?"

"Si hijita, viejita ¡pero todavía chupo!"

Te recomendamos :  Los mejores Chistes de ancianos


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada