Confusión en el funeral


- Eran dos pescadores, hermanos gemelos, uno soltero y el otro casado. 

- El soltero tenía una lancha de pesca, ya vieja, que era la herramienta con la que lograba su sustento.

- Un día, muere la esposa del hermano casado y, como las desgracias no vienen solas, la lancha del hermano soltero se va al fondo del mar.
Chistes varios,
- Una viejecita del pueblo, curiosa y metiche, va a darle el pésame al viudo, pero confunde a los gemelos y se dirige al que ha perdido la lancha.

- Recién me enteré. ¡Qué pérdida enorme! Debe ser terrible para tí…!!

-  Sí, estoy destrozado, pero es preciso enfrentar la realidad. Debo reconocer que estaba ya vieja. La rajadura de adelante estaba tan grande que ya no había con qué llenarla y el agujero de atrás se agrandaba más cada vez que la usaba. Además estaba deformada al medio y no se le podía quitar el olor a pescado. La parte de atrás estaba bastante caída y las curvas de adelante casi habían desaparecido. Pero yo me siento culpable porque se la prestaba a cuatro amigos para que se divirtieran; les pedí que la usaran con cuidado, pero se montaron los cuatro a la vez y ella no aguantó…!!

- A la viejita, muerta de un infarto, la enterraron al otro día…!!


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada