El poder de un beso


- Va por la carretera la caravana de fornidos y bigotudos motociclistas en sus poderosas, enormes y negras Harley-Davidson cuando de pronto ven a una chica a punto de saltar de un puente al río.

- Se detienen y el líder, particularmente corpulento y de aspecto rudo, desmonta, se dirige a ella y le pregunta:

- “¿Qué diablos se supone que estás haciendo?”

Chistes varios, - “Voy a suicidarme”, responde suavemente la delicada muchacha con voz cadenciosa y gesto fatal.

- El motociclista piensa unos segundos y finalmente le dice:

- “Bueno, antes de saltar, ¿por qué no me das un beso?”

- Ella asiente, se hace a un lado su larga y rizada cabellera y le da un largo, apasionado, sabio beso en la boca. Después de esa intensa experiencia, la tribu de motociclistas aplaude, el líder tiene que recuperar el resuello, se alisa la barba y al cabo admite:

- “Ese fue el mejor beso que me han dado en mi vida. Es un verdadero talento el que se perderá si te suicidas. ¿Por qué quieres matarte?”

- Porque a mis padres no les gusta que me vista de mujer.



Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada