Chiste: El Misterio de la raya negra

Chiste: El Misterio de la raya negra


Una señora acude al ginecólogo porque estaba un poco mosqueada por una raya negra que tenía en la entrepierna, justo en la ingle.- Una señora acude al ginecólogo porque estaba un poco mosqueada por una raya negra que tenía en la entrepierna, justo en la ingle.



- El médico la examina, le dice que no parece grave y le receta una pomada, pidiéndole que regrese a los quince días.



- Pasado ese tiempo, la mujer vuelve y resulta que la raya no había desaparecido, sino que, aún más, esta se había ensanchado. 

- Entonces, el ginecólogo le receta una pomada más fuerte y le pide regresar en ocho días.


- La señora vuelve y la raya era más ancha aún, tanto que ahora el mosqueado era el médico. Tratando de encontrar una solución comienza a interrogarla:

- Dígame, ¿a qué se dedica su marido?.

- Es carpintero.

- ¡Ahí está, joder!. ¡Dígale a su esposo que cuando tenga ganas de irse para abajo se quite el lápiz de la oreja, cojones!.

Chistes relacionados

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada