El burro y el león



- En la selva había un trampa, y en ella cayeron atrapados un león y un burro, y el león al ver al burro temblando de susto le dice:

Chistes de animales, - Tranquilo viejo, yo no como burros, a mí me gustan los venados.

- Y el burro se tranquiliza, pero pasaban los días y nada de comida. 

- El león con hambre, el burro arrinconado en la trampa le recuerda que no le gusta la carne de burro, y el león contesta:

- ¡Sí viejo, pero hoy amaneciste con una cara de venado!


Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada