Chiste: A veces es mejor estar calladito

Chiste: A veces es mejor estar calladito


Un niño pequeño se sube a un autobús público y se sienta justo detrás del conductor.  El chico comienza a hablar:Un niño pequeño se sube a un autobús público y se sienta justo detrás del conductor.

El chico comienza a hablar:
  • "Si mi madre fuera una vaca y mi padre un toro, yo sería un pequeño becerro. 
  • Si mi madre fuera una gallina y mi padre un pollo, yo sería un pollito. 
  • Si mi madre fuera una cierva y mi padre un ciervo, yo sería un pequeño ciervo.
  • Si mi madre fuera un pato y mi padre un ganso, yo sería un patito”.
Después de escuchar al niño divagando durante un tiempo el conductor del autobús comienza a molestarse.

Se da la vuelta y le dice al niño:

  • ¿Qué pasa si tu madre fuera una borracha y tu padre un vago?
En un instante, el niño responde: 
  • "Hubiera sido un conductor de autobús."
El conductor del autobús debería haber estado callado.
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada