Chiste: Un fuerte ronquido


Chiste: Un fuerte ronquido


Un grupo de amigos se encontraban en un campamento escogiendo la habitación en la que iban a dormir.  Nadie quería dormir en la habitación con Jorge, ya que roncaba muy fuerte. Entre todos decidieron que no era justo para él, y se repartieron turnos para quedarse a dormir con él. Un grupo de amigos se encontraban en un campamento escogiendo la habitación en la que iban a dormir. 
Nadie quería dormir en la habitación con Jorge, ya que roncaba muy fuerte. Entre todos decidieron que no era justo para él, y se repartieron turnos para quedarse a dormir con él. 
 El primer chico que durmió con Jorge bajó a desayunar a la mañana siguiente con su pelo hecho un desastre y sus ojos inyectados de sangre. Todos los chicos dijeron: 'Hombre, ¿pero qué te ha pasado?

Él respondió, ''Jorge roncó tan fuerte anoche, que sólo me senté y lo observé durante toda la noche''.

La siguiente noche le tocaba el turno a un chico diferente. Por la mañana, ocurrió la misma cosa, el cabello despelucado, y los ojos completamente rojos. Ellos dijeron: ''Hombre, ¿Pero qué te ha pasado? ¡Te ves terrible!''

El chico contestó:

"Hombre, es que que Jorge sacude el techo con sus ronquidos. Yo sólo pude observarlo toda la noche.''

La tercera noche fue el turno de Pedro. Pedro era un hombre corpulento y ex miembro de la Armada; un hombre de armas tomar. A la mañana siguiente llegó a desayunar con los ojos brillantes y un muy buen ánimo. "Buenos días muchachos," dijo.

¡Los demás no lo podían creer! ''¿Qué pasó anoche?'', preguntaron.

Pedro dijo, ''Bueno, estábamos listos para irnos a la cama, así que me metí en la cama de Jorge, le di una palmada en el trasero y un beso de buenas noches. Jorge se levantó de la cama y me observó durante toda la noche. ¡Dormí muy bien!''
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada