Chiste: Un abogado, Un Rabino y Un Hindú

Chiste: Un abogado, Un Rabino y Un Hindú

Chiste: Un abogado, Un Rabino y Un Hindú, tres amigos: un rabino, un hombre santo hindú y un abogado, tuvieron problemas con un coche en el campo y se les pidió pasar la noche con un agricultor.

Tres amigos: un rabino, un hombre santo hindú y un abogado, tuvieron problemas con un coche en el campo y se les pidió pasar la noche con un agricultor.


El granjero dijo: "Puede que tengamos un problema, aquí sólo hay espacio para dos personas, por lo que uno de ustedes debe dormir en el granero."

"No hay problema", intervino el rabino, "Mi pueblo vagó por el desierto durante cuarenta años, soy lo suficientemente humilde como para dormir en el granero durante una noche." Dicho esto el rabino se fue a pasar la noche en el granero. 



Momentos después un golpe se escuchó en la puerta; el granjero abrió la puerta. Allí estaba el rabino de la granja. "¿Qué pasa?" preguntó el granjero. 

Él respondió: "Le estoy muy agradecido buen señor, pero no puedo dormir en el establo. Hay un cerdo en el establo y por mi fe, creo que es un animal impuro."

Su amigo hindú acordó intercambiar lugares con él. Pero unos minutos más tarde la misma escena volvió a repetirse. Hubo un golpe en la puerta. "¿Qué sucede ahora?" el granjero le preguntó.

El hombre santo hindú respondió: "Yo también estoy agradecido por su ayuda, pero hay una vaca en el establo y en mi país las vacas se consideran sagradas. No puedo dormir en tierra santa".

Bueno, tan solo quedaba el abogado para acudir al establo. Se quejó pero al final acudió. 

Momentos después hubo otro golpe en la puerta del agricultor. 

Frustrado y cansado, el granjero abrió la puerta, y se encuentra frente a la puerta a…

El cerdo y la vaca.
Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada