Chiste : Agujeros en la pared

Chiste : Agujeros en la pared

Chiste : Agujeros en la pared, unos MONJES se encontraban recluídos en el MONASTERIO, y tanto era el tiempo que llevaban sin HACER el AMOR, que decidieron compincharse con las MONJAS del convento que estaba pegado al suyo, y que también estaban bastante SALIDAS


Unos MONJES se encontraban recluídos en el MONASTERIO, y tanto era el tiempo que llevaban sin HACER el AMOR, que decidieron compincharse con las MONJAS del convento que estaba pegado al suyo, y que también estaban bastante SALIDAS.


De esta forma, se les ocurrió perforar unos AGUJEROS en la PARED en las CAPILLAS que solo estaban separadas por un tabique, de manera que a la hora de bajar a REZAR pudieran realizar los actos sexuales.


Chiste relacionado: Testimonio de las monjas

A partir de entonces cada vez que sonaban las campanas para ir a rezar monjes y monjas se PEGABAN a la PARED para echar un buen POLVO. 


Ante el poco interés que mostraban los monjes al rezar y tras haber encontrado restos de SEMEN en la PARED, el PADRE SUPERIOR decidió instalar unas GILLOTINAS en los agujeros y así cada vez que un monje metiera su MIEMBRO para penetrar se quedaría sin su ÓRGANO SEXUAL para siempre.




Transcurrida una semana el padre superior reunió a todos los monjes en el comedor para ver cuantos de los monjes habían QUEBRANTADO sus VOTOS SAGRADOS. Puso a todos en fila e hizo que se subieran la SOTANA para ver si tenían o no MIEMBRO.


Chiste relacionado: Cura en el desierto

Cual fue su sorpresa al descubrir que todos los monjes ya no tenían pene excepto el último de la fila al que le preguntó:

- ¿Y tú cómo es que aún tienes tu MIEMBRO?

A lo que éste le contestó:

- Ezque do METÍA da DENGUA.

Compartir en Google Plus
Comparte este chiste en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario