Todos se llaman Bernardo.