¿Has creído todo lo que te ha dicho tu mujer?