Chistes de médicos - Las leyes de Mendel