¿Los vagos vamos al cielo o nos vienen a buscar?