Chiste: Monjas asombradas.