Una vez un sabio árabe dijo