Chiste de médicos - La receta