Dios estaba creando el mundo...