Lorito que le encantaba comer arroz