¿Qué hacen con el dinero de los fieles?