Home Chistes Buenos: Risas Garantizadas La serpiente de los deseos

La serpiente de los deseos

0
103
La serpiente de los deseos - Chistes buenos

La serpiente de los deseos.

Un hombre va cabalgando por el monte.

De repente, su equino ve una serpiente, se asusta y relincha.

El hombre rápidamente saca su pistola apunta y, cuando está listo para pegarle un plomazo a la serpiente, esta le dice:

No me mates, yo soy un genio y te puedo conceder tres deseos!!!

(Si el hombre no creía en genios, cuando oye a la culebra hablando tan claramente, se convenció que era mejor darle el beneficio de la duda).

Está bien, mis deseos son los siguientes:

  • Quiero que mi casa, desde el muro de afuera hasta las macetas, toda sea de oro sólido.
  • ¡¡Quiero también tener la cara de Brad Pitt!! y….
  • También quiero tener los genitales de éste animal !!! y señala hacia abajo, hacia su montura.

Todos tus deseos se harán realidad, -si me dejas escapar- le dijo la serpiente, mientras se escondía en el monte…. .

El hombre picó espuelas, iba en chinga para su casa y, cuando estaba todavía un poco lejos, vio un resplandor muy extraño.

Al acercarse, vio que era el muro de su casa, que brillaba porque se había convertido en oro.

Al entrar, vio que las matas del jardín, los muebles, todo era de oro…??? No mames!!! -dijo-.

Desesperado, se mete corriendo en el baño, se ve la cara en el espejo-(de oro)- y ve que es la fotocopia de Brad Pitt.

Ya completamente loco, se suelta el cinturón, se desabotona el pantalón, se lo baja junto con los interiores y grita:

AHHH…..QUE PENDEEEEEEJO ME LLEVE A LA YEGUA !!!

LOS MEJORES CHISTES GRACIOSOS

Si logramos sacarte una sonrisa, no dudes en dejar TU COMENTARIO y COMPARTIR en tus redes sociales

¡Desata tu creatividad y comparte el chiste más divertido que se te ocurra! 🤣 Deja tu comentario y desafía a tus amigos a superarlo. ¡La risa se multiplica cuando la compartes! 😄 #ComparteElHumor
3.8/5 (9 Reviews)

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

La serpiente de los deseos