No hay que perder la esperanza.